La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Lee las crónicas del pueblo:

Ver videos de Villapún en YouTube:

Consulta los datos meteorológicos de Villapún:

¡Consigue gratis la pegatina de Villapún!:

Consulta las últimas noticias del pueblo en el Edicto:

 CITAS

 

"El páramo es una inmensidad desolada, y el día que en el cielo hay nubes, la tierra parece el cielo, y el cielo la tierra, tan desamueblado e inhóspito es"

  MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "Viejas historias de Castilla la Vieja".

 

 "Como una isla de adobe y tejas de la que sólo destaca el alto campanario de la iglesia, el pequeño pueblo, perdido en el mar de cereal, parece como agazapado en el fondo de la leve hondonada por donde corre un pequeño arroyo, seco casi todo el año"

FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE, naturalista y divulgador (1928-1980), en su obra "Fauna".  

 

"Estas tierras son como un oásis de silencio, que es preciso vivirlo para conocerlo y disfrutarlo" 

ESTEBAN GUTIÉRREZ, pastor de Becerril de Campos. 

 

 "Es la hora sagrada del regreso, del recogimiento, cuando la luz desaparece ya en los cielos y la estrella del pastor invita desde el poniente, con su luminaria blanca, a clausurar el ciclo marcado por la rotación de la Tierra. Las calles y todos los rincones se impregnan de una sonoridad antigua de esquilas y cencerras. Y el juego de los badajos y metales imanta el inicio de la noche y lleva toda una melancolía de evocaciones al corazón de quien está dispuesto a sentir" 

JOSÉ LUIS PUERTO, escritor, en su libro "Un bestiario de Alfranca".

 

"El sabor de la primavera, que es el sabor de la vida, mitiga la amargura de los malos momentos"

ABEL PÉREZ ROSAS, escritor.

  

"Cuando la niebla es paisaje la tierra se vuelve muda, los oídos sordos y la mirada humo. Un hálito de espíritu desvanece colores, formas y caminos. Inocuos fantasmas nos tocan la piel para advertirnos que es el mágico momento de los tiempos perdidos" 

FRANCISCO JAVIER BARBADILLO, naturalista. 

    

"Los secretos que guarda el nombre de un pueblo, o el de un valle o una fuente son como fósiles del pasado que han llegado hasta nosotros"

F. ROBERTO GORDALIZA, divulgadorde temas palentinos, en su libro "Toponimia Palentina".

 

"...y detrás de los rastrojos amarillos el pueblo, con la chata torre de la iglesia en medio y las casitas de adobe, como polluelos, en derredor. Eran cuatro casas mal contadas, pero era un pueblo..."

 MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "Viejas historias de Castilla la Vieja".
 

"Mi abuelo, como el Adán del Génesis, tenía palabras para designar a las bestias del campo y a las aves del cielo porque las bestias del campo y las aves del cielo eran sustancia de su propia vida, realidad encarnada en su vida; y el lenguaje, que es una herramienta humana, se nutre sin embargo de un fondo ancestral de comunicación directa –comunión– con la naturaleza.Cuando ese fondo se reseca, el lenguaje se amustia, empalidece y jibariza, porque por sus tejidos deja de fluir la savia que lo vivifica, porque ha dejado de ser genesiaco; y así termina por enmudecer"

JUAN MANUEL DE PRADA, escritor.
 

"Nací un treinta de noviembre en un casi invisible pueblo que contenía cien personas, y yo aumenté en un uno por ciento su población, lo cual es más de lo que muchos de los mejores hombres en la historia han hecho por sus lugares de nacimiento"

MARK TWAIN, escritor norteamericano (1835-1910).

 

"La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus habitantes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre. Su medida es la cantidad de inteligencia y de virtud que posee" 

VICTOR HUGO, escritor francés.
 

"Una de las bondades de la tradición, como dijo un filósofo, es que sabe por uno y conoce lo que cada persona desconoce. Una sociedad tradicional, como era la sociedad rural, tenía una memoria viva de sabidurías que le permitía subsistir con equilibrio y fortaleza; la tradición era una herencia y las pequeñas sociedades rurales tenían un sentido muy preciso de que esta herencia debía ser preservada para los descendientes. Hoy en día esa continuidad se ha quebrado y los que retornan a los pueblos tienen una gran responsabilidad y dificultad para construir una realidad creíble" 

 DIONISIO ROMERO, comunicador y realizador audiovisual.

 

"Si las campanas de un pueblo enmudecen definitivamente es como si el pueblo se fuera borrando del mapa" 

JOAN SELLA, periodista y escritor. 
 

"Brotaban ya en las eras quitameriendas de matices rojos, criaban achicorias los rastrojos, se llenaban las lindes de acederas y los huertos de malvas y de hinojos. La grata algarabía de los bandos de tordos silbadores los prados alegraba en que caía; tábanos zumbadores por la atmósfera erraban placentera, holgaban los pastores, tomando el sol en la feraz ribera, y reía el regato en la hondonada, y apuntaba la grama en la pradera... Nuncios de la otoñada... ¡Tiempos de sementera! ¡Gran Dios: tan bellos días haces caer de tus hermosos cielos que hasta me obligan a olvidar mis duelos y es pecado olvidar lo que tú envías!"

JOSÉ MARÍA GABRIEL Y GALÁN, poeta, en su obra "castellanas".
 

"La última voz audible antes de la explosión del mundo será la de un experto asegurando que es técnicamente imposible" 

PETER USTINOV, actor inglés (1921-2004).
 

"Sale el sol, un día más, y colma el valle. Primero los picos, después las laderas de brañas y robledales, más tarde praderías y sotos de la fértil cuenca. Así se van iluminando todas las parcelas de su variopinto mosaico, hasta llegar al pueblo y anunciar a sus gentes que desperecen, pues la vida continúa"

ÁLVARO MARTÍN SÁNCHEZ, ecólogo, en su libro "Diario de un naturalista".

 

"Cuando las palabras pierden su significado los hombres pierden algo de su libertad " 

CONFUCIO, filósofo

 

"El otoño era más vistoso y llamativo en el monte, en el robledal, en los arces de la dehesa y en las choperas de los barrancos; pero su belleza era más íntima y profunda, hasta más lírica, en el raso: lomas peladas y desnudas, que se pierden en los montes azules, casi en el infinito, un paisaje serio, elemental, sin un adorno superfluo, sin un árbol, humildemente pardo, en el que uno echaba a rodar el corazón sin miedo, confiadamente"

ABEL HERNÁNDEZ, escritor, en su libro "El caballo de cartón".
 

 "Es expresivo y cambiante el lenguaje de las campanas; su vibración es capaz de acentos hondos y graves y livianos y agudos y sombríos. Nunca las campanas dicen lo mismo. Y nunca lo que dicen lo dicen de la misma manera"

      MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "El Camino"

 

 "Febrero tiene días bellos, indicio de la primavera, ante el cual van a ceder, pero no sin lucha, las brutalidades del invierno. El campo, cuyo verdor todavía está ausente, parece mamelonado de alfombras redondas de satén blanco. Muy seco ha de tener el corazón quien resista a la magia de este renacimiento"

JEAN-HENRY FABRE, entomólogo y escritor francés (1823-1915), en su libro "Maravillas del instinto de los insectos".

 

"¡Ay de aquellos tranquilos y puros rincones que conocieron indemnes nuestros agraciados antepasados!, nunca podremos darnos cuenta exacta de lo que perdemos, sobre todo cuando se nace con ello ya destruido"

EDUARDO REVUELTA, escritor palentino, en su libro "El testigo de los tiempos".

 

 "Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo algunas hojas verdes le han salido"

ANTONIO MACHADO, poeta y prosista (1875-1939). 

 

"Para admirar se necesita grandeza, y sin capacidad de admiración nadie puede ser escritor o filósofo, nisiquiera científico y mucho menos teólogo. El asombro es el principio de la sabiduría y la medida de nuestra dimensión humana, sobrepasada de largo por el misterio de la existencia misma" 

ABEL HERNÁNDEZ, escritor, en su libro "El caballo de cartón".
 

"La historia del género humano es una pugna continua por salir de la oscuridad hacia la luz. Por consiguiente, no tiene ningún sentido hablar de la utilidad del saber: todo hombre quiere saber, y cuando deja de hacerlo, deja de ser hombre"

FRIDTJOF NANSEN, explorador noruego de la región ártica (1861-1930).
 

"En los cultivos de pinos y eucaliptos, donde no se oye el canto de los pájaros ni crece la hierba ni el helecho, donde no hay magia ni misterio, ni se enreda la niebla en las ramas de las hayas, de los castaños y de los robles, en esos monótonos paisajes de árboles todos iguales, los frágiles seres de la mitología no pudieron encontrar su morada"

JUAN LUÍS ARSUAGA, paleoantropólogo, en su libro "El collar del Neandertal".
 

"Y después de todo ¿para qué sirve la vida si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque?"

GRAN JEFE INDIO SEALTH, en su discurso dirigido al hombre blanco.
 

"Mi trabajo no lo he hecho para obtener las alabanzas de las que ahora disfruto, sino principalmente para satisfacer mi ansia de conocimiento"

ANTONIE VAN LEEUWENHOEK, descubridor del mundo microbiano (1632-1723).
 

"No sólo brota con fuerza la marejada de las hojas, el oleaje de los trinos y la turbamulta de los zumbidos; ahora debe abrirse también esa otra rara flor de la mente humana que es la gratitud: dar, en suma, las gracias por la gratuita renovación de la vida ¡ya tan confirmada!"

JOAQUÍN ARAÚJO, naturalista y escritor.
 

"Somos como hojas que crecen en la exquisita primavera y que se abren a los presurosos rayos del sol. Así nos regocijamos mientras dura la juventud, sin saber si Dios nos dará días buenos o malos"

MIMNERMO, poeta y músico griego (Siglo VII a.c.) en sus elegías.
 

"Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello que me deslumbraba, aunque ya nada pueda volver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no lloraremos, sino que trataremos de aferrarnos a aquello que nos queda: la belleza en el recuerdo"

NATALIE WOOD  en la película "Esplendor en la hierba" (Elia Kazan, 1971).
 

"La grandiosidad de una noche cuajada de estrellas nos lleva a preguntarnos sobre las infinitas posibilidades del Cosmos"

GEOFFREY MARCEY, astrónomo.

 

"Uno no vende la tierra por la cual camina su pueblo" 

TASHUNKA WITKO ("Caballo loco"), gran jefe indio (1840-1877).
 

"La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes" 

JOHN LENNON, músico y compositor inglés (1940-1980). 
 

"...porque estamos a merced de la Historia es esencial que no perdamos contacto con nuestra tradición familiar, pues constituye nuestro vínculo con un pasado y unas personas que en muchos casos no hemos conocido, pero que nos conciernen de forma directa porque influyeron en lo que somos. Sabio es quien cultiva esta tradición y ahonda en ella. Quien la desdeña o deja que se consuma en el olvido corre el riesgo de empobrecer peligrosamente su existencia y la de sus descendientes"

                 JOSÉ MANUEL DE PRADA SAMPER, escritor, en su libro "El pájaro que canta el bien y el mal. La vida y los cuentos tradicionales de Azcaria Prieto".
 

"Los hombres crecen donde los plantan, como los árboles"

MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "La sombra del ciprés es alargada".
 

"Cada vez que un agricultor muere es como si una biblioteca prende en llamas"     

JOAN PELLICER, médico y etnobotánico (1947-2007).
 

"Los jóvenes de hoy apenas pueden reconocer ese modo de vida que narran sus antepasados, e incluso no llegan a darle crédito, de tal magnitud son los cambios acaecidos (...) Porque quedaron atrás la dureza, el frío, la escasez, pero también un modo de vida más sencillo, más integrado en la Naturaleza, quizás después de todo más feliz, aunque nadie quiera volver a él (...) Pero no conviene olvidar que los tiempos son mudadizos, y que acaso en cualquier momento haya que volver de nuevo la vista a la tierra, la que dió de comer a los españoles desde la oscuridad de los tiempos"

BORJA CARDELÚS, naturalista y escritor, en su libro "Crónicas de la memoria rural española".
 

"Si en un momento determinado los habitantes de una zona, de un paisaje, comienzan a volverse de espaldas a él y si por circunstancias económicas, culturales, los campesinos se transforman en agricultores, los agricultores en productores y los productores olvidan la memoria de los abuelos: como trabajaban la tierra, el `corpus´ del refranero... y todas esas cosas quedan arrumbadas... y al final lo que queda es ese paisaje un poco desolador; ¿de qué manera puede afectar ésto naturalmente a esas personas? (...) Existe algo mucho más triste que el desarraigo de la ausencia y es el desarraigo del que vive en su tierra sin reconocerse en aquellos símbolos que han formado parte de la cultura tradicional de su tierra (...) Las personas, los jóvenes agricultores trabajan, naturalmente con esmero, su tierra, pero son hijos de un orden económico que les ha hecho olvidar todo ese `corpus´ y ese legado cultural de sus antepasados (...) y en este sentido nos espera una larga tarea de recuperación, de reconstrucción cultural"

 FRANCISCO GÓMEZ-PORRO, poeta y escritor.

 

"Quizás estemos siendo testigos del final de una era, de una forma de habitar el territorio que no había cambiado excesivamente desde el Neolítico (...) Toda un cultura está ya prácticamente fuera de juego y se mantiene viva gracias a una última generación de abuelos que manejan su vocabulario, siguen ejerciendo ciertas prácticas (mantenimiento de lindes, siega de prados inaccesibles sin maquinaria, mantenimiento de caminos) en la medida de sus posibilidades y aún recuerdan veredas, fuentes, cantares, plantas medicinales ... Todo eso se acaba y le queda a uno el pellizco de no tener ese saber bien recopilado y a salvo, que falta nos hará seguramente más adelante" 

AMPARO MORA, bióloga, responsable del área de Conservación del Parque Nacional Picos de Europa. 

 

"No hay como volver a un sitio que no ha cambiado para darse cuenta de cuánto ha cambiado uno"

NELSON MANDELA, expresidente de Sudáfrica.

 

"Todo cuanto el hombre hace es un intento por recuperar el paraiso perdido"

ENRIQUE VILA-MATAS, escritor.
 

"Es en esos años de contacto estrecho y fraternal con las cosas del campo, y sin que apenas nos demos cuenta, cuando nace una curiosidad sin límites por el mundo natural. Nace también un sentimiento de arraigo por lo local, lo pequeño, lo cercano, que encuentra sus horizontes en los arroyos, las cárcavas o los senderos de una determinada región y logra apreciar el sentido de cosas tan simples como una piedra, un mojón, el canto de un grillo, o un tronco viejo en determinado lugar o una charca pequeña que cada año se llena de `charas´ y `enclaraguas´, o el abrigo de las aulagas en el erial, cobijo para las diminutas musarañas, o las olorosas violetas en la sombra de las carrascas"

JOSÉ LUIS FERNÁNDEZ ALONSO, escritor, en su libro "El olor de los gallarones".

 

"Hoy en día, en la situación en la que estamos, se está convirtiendo en una necesidad vital regresar al mundo rural, porque se ha perdido la conexión con la naturaleza"

JULIO ARROYO, agricultor ecológico.
 

"Mantener una tradición no es, como alguien dijo, hacer las cosas como las harían nuestros abuelos, sino como las harían si hoy estuvieran aquí"

COSME MORILLO, biólogo y divulgador .
 

"El desprecio del pasado o es ignorancia o es miedo" 

HUGO OJETTI, escritor y periodista italiano (1871-1946) .
 

"Somos el paisaje de nuestra infancia"

A. TEINER, escritor.
 

"Nuestra principal seña de identidad, mucho más que nuestros edificios emblemáticos, nuestras lenguas, nuestras tradiciones o nuestra historia, son los paisajes de nuestra tierra. Si insistimos en alterarlos, uno detrás de otro, hasta dejarlos irreconocibles, no habrá planos, lengua, tradición o historia que los recupere"

ANTONIO SANDOVAL, biólogo.
 

"Hay un estigma social de considerar que la gente del mundo rural está en lo más bajo de la escala y que por tanto pueden perfectamente soportar el desprecio de los demás. Pero hay que sentirse muy orgullosos de estar en la categoría de vínculo entre las fuerzas de la naturaleza y entre sus procesos gracias a los cuales podemos, entre otras cosas, alimentarnos; de ver crecer la hierba, mientras se puede seguir hablando de la libertad y de la belleza

JOAQUÍN ARAÚJO, naturalista y escritor.
 

"Allí donde vosotros oís el canto de los pájaros, yo escucho palabras" 

                                     SAN FRANCISCO DE ASÍS, fundador de la orden franciscana.

 

"El hombre tiene el mismo color que el paisaje donde vive. Los hombres acaban impregnados del color y el olor de la tierra en la que han vivido"

DAMIÁN RETAMAR, pintor.

 

"En la últimas claridades del día, los vencejos, en chillones vuelos, revoloteaban por encima de la aldea, precipitándose unas veces hacia el campanario para vigilar sus nidos en los agujeros de los muros, elevándose otras a alturas en que se perdían de vista."

JEAN-HENRY FABRE, entomólogo y escritor francés (1823-1915), en su libro "Los auxiliares".

 

"Ese mundo que construía sus pueblos alrededor de un centro, la iglesia, cuyo campanario era el símbolo, como eje vertical, de lo sagrado, que llena el silencio con el tañido de las campanas para recordar lo efímero, lo contingente, lo relativo frente a lo eterno o lo absoluto, el origen al que todo regresa, ese mundo se disuelve vencido por sus enemigos históricos: el Estado lejano y periférico y su propio olvido del valor inestimable de una cultura que hace su eje de la armonía entre el cielo y la tierra." 

BEATRIZ CALVO VILLORIA, periodista redactora de "Agenda Viva".
 

"Una gran parte de la cultura patria -la popular, que es la base de toda ella- está ahora enterrada en los casinillos que se han hecho en los pueblos para solaz de hombres de la tercera edad. Son ellos quienes conocen la topografía, los instrumentos, las maneras antiguas de hacer, los peligros y los placeres de sus vidas. Hasta su calendario es distinto, y no digamos su tiempo, que transcurría parejo con el de las bestias de labor y el ritmo de las estaciones. Por ello, debería ser una obligación nacional preguntar, anotar y publicar cuanto esos insustituibles viejos cuenten, evitando así que cada día y con cada vida se pierdan años de sabiduría." 

JOSÉ ANTONIO VALVERDE, ecólogo y conservacionista español, impulsor de la Reserva Biológica de Doñana.
 

"El refrán dice que Castilla es ancha y los extranjeros aseguran que su cielo es alto, pero si esto es así, si el cielo de Castilla es alto, es porque lo habrán levantado los campesinos de tanto mirarlo. Porque del cielo baja en mi tierra todo, hasta el refranero." 

MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "Vivir al día".
 

"¿Hay silencio más grande?, ¿hay soledad más densa?, ¿hay dolor más agudo?. Probablemente nada supera a esta desolación que los aires nuevos han sembrado en un millar de pueblos españoles. Se fueron los murmullos, la música, el ladrido crepuscular, el gallo de la aurora. Se fueron los niños y sus risas, las mujeres y sus corros animados, los hombres y su sudor. Se fueron los afanes, las envidias y los juegos. Se fueron adonde sobra de todo, sobre todo gente, y se quedaron atrás los pueblos solos, lentamente habitados por el viento sin réplica, por el aguacero sin tejado, por la carcoma tenaz, sólo el olvido campando por todas partes. Y todo no recuerdo es muerte, hasta para la roca, que es la carne de las casas, y las casas la otra piel del hombre"

JOAQUÍN ARAÚJO, naturalista y escritor.
 

"La tradición es una herencia viva, no es una mera fijación en lo pasado, consiste en transmitir vivo el fuego, no en adorar las cenizas, decía Gustav Mahler. El hombre sin tradición es como el árbol sin raíces, que se seca y no da fruto. La tradición es enemiga por tanto de la modernidad, que aborrece de su pasado en una ilusoria evolución que la hace supuestamente cada vez mejor que los antepasados y la modernidad es enemiga de la tradición."

BEATRIZ CALVO VILLORIA, periodista redactora de "Agenda Viva".

 

"Pero la triste realidad es que la cultura rural, al igual que las culturas tradicionales, ha perdido su contexto vital, los eslabones de la tradición oral se han roto y la sabiduría se encuentra relegada a unos pocos, que desaparecen día a día, mientras las campanas les hacen un último homenaje, anunciando para los atentos la desaparición de otro gran libro vivo para interpretar el medio."

BEATRIZ CALVO VILLORIA, periodista redactora de "Agenda Viva".
 

"Los pastores son los depositarios de la cultura que hace el paisaje"

PEDRO MONSERRAT,científico y fundador de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos.

 

"Por esos campanarios

ya habrán ido llegando las cigüeñas.

Habrá trigales verdes,

y mulas pardas en las sementeras,

y labriegos que siembran los tardíos

con las lluvias de abril. Ya las abejas

libarán del tomillo y el romero.

¿Hay ciruelos en flor? ¿Quedan violetas?"

ANTONIO MACHADO, carta a José María Palacio.
 

"Hoy, muchos hay que tirarían a sus padres a la hoguera, como entierran la herencia de su cultura bajo el asfalto

LUÍS DÍAZ VIANA, filólogo, en su libro "Leyendas populares de España".  

 

"El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo"

ALBERT CAMUS, escritor francés.
 

"...mi relación con este lugar fue evolucionando a medida que pasaban los años y me hacía mayor. De la adolescencia, cuando a uno no le apetece ni le divierte ir al pueblo, a su `pueblo´, hasta la edad adulta. Es precisamente entonces cuando se empieza a echar de menos. Tanto, que un buen día decides volver. Ese regreso al `pueblo´ tiene mucho que ver con la madurez, cuando te conviertes en una persona más tranquila y familiar"

SAMANTHA VALLEJO-NÁGERA, cocinera.
 

"Es la soledad, tremenda, amenazante y eterna como una nube cargada de sombras; esa nube que apabulla desde el amanecer el paisaje de estos pueblos, de estas gentes que laboran sin la esperanza de un amanecer soleado. Llega el invierno en septiembre y las reuniones festivas de agosto ahora se tercian en tristes entierros, pues ni bautizos ni primeras comuniones, ni siquiera bodas, se celebran durante el inmenso invierno "

VICENTE A. PÉREZ, periodista.
 

"...un regusto y un respeto por los orígenes es lo que, a mis ojos, diferencia a los civilizados de los que sólo parecen vivir la ficción de una sociedad que ha parecido olvidar de dónde procede el hombre. Y es que, al final, atenderemos a una discriminación esencial y definitiva. Los que tenemos pueblo elevamos cierta aristocracia espiritual sobre los que no lo tienen, mantenemos un vínculo con la espontánea naturalidad de las cosas que, desafortunadamente, ya se han olvidado en este lugar de asfalto henchido de vanas presunciones"

GUILLERMO DE MIGUEL AMIEVA, letrado palentino.
 

 "...no es tanto el paisaje en que se vive el que hace al hombre, como el paisaje en que se vivió de niño; es decir, es el medio el que actúa como futuro determinante: dime en que paisaje se desarrolló tu infancia y te diré como serás de adulto."

MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "He dicho".
 

"Decimos que los ojos tienen nuestra edad, pero los oídos la de nuestros padres. Con los ojos vemos el presente y con los oídos escuchamos el pasado."

Proverbio de la tribu africana de los AFAR.
 

"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad."

                    PEARL S. BUCK, escritora estadounidense, Premio Nobel de Literatura en 1938.

 

"Yo recuerdo cuando era niño, que cuando me iba a los páramos de mi pueblo (...) y volvía, vencida ya la tarde, con las primeras estrellas a mi casa, el pueblo olía de una manera especial. Era el olor de las chimeneas, que olían entonces a carbón vegetal, a bojes, a aulagas, ¡a leña!. ¡El olor de mi pueblo!; mezclado quizá con el olor de pan cocido y con el olor un poco ácido y cálido del ganado doméstico. Llevo clavado en lo más profundo de mi ser el olor de mi pueblo cuando yo volvía por las tardes."

FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE, naturalista y divulgador (1928-1980).
 

"En el fondo estamos permanentemente, de alguna manera, huyendo, huyendo de los pueblos...Y la grandeza que tiene España es su maravillosa ruralidad. Nos empeñamos en huir del pueblo y somos todos de pueblo, afortunadamente...Yo siempre he dicho que hay dos tipos de paletos para mi: el que vive en el pueblo y se va de su pueblo y renuncia, o sea reniega de su pueblo, ese lo es; pero el que desde la capital mira a los de pueblo como paletos, el paleto es el de la capital, para mi."

JOSÉ MOTA, humorista.
 

"Estoy contento de volver para quedarme, de sentir en el rostro el frescor del viento que huele a alfalfa seca y a tierra húmeda, de lavarme con el mismo agua con que mi madre me lavaba, de oír las mismas campanas, majar el ajo a las cigüeñas, silbar a los tordos, arrullar a las tórtolas, maullar por la noche a los gatos en celo. De recrearme con una sugerente, por vieja, trasera de madera, la puerta de una panera o el bocarón de un pajar."

AGAPITO MODROÑO, escritor, en su libro "Aquellos pueblos"

 

"Sentí y supe (...) que, si bien el destino de un viaje tiene relativa importancia y que es mejor disfrutar de los encuentros y los caminos, el tener un lugar de retorno, un puerto de regreso, son esenciales en cualquier periplo, y que desgraciado es el viajero que no tiene Ítaca, ni paisaje, ni raíz, ni recuerdo, ni Penélope. Que carece de un corazón o un rincón al que regresar. Comprende uno que en realidad el verdadero destino es el retorno y hasta el prototipo mítico, el Ulises de todas las metáforas del viaje, tiene como enseñanza última de arribada aquella de la que partió algún día. Bien está demorarlo lo que se quiera o fuere, pero el no tenerlo nos transforma de viajeros en vagabundos. Donde ya no queda rumbo, porque de lo que se carece es de lugar al que volver."

ANTONIO PÉREZ HENARES, periodista y escritor, en su libro "El sonido de la Tierra ".

 

"¡Qué extraña es esa querencia que muchas personas sienten por los lugares a los que pertenecieron incluso cuando estos han desaparecido...!."

JULIO LLAMAZARES, escritor, en su libro "Distintas formas de mirar el agua".
 

  "La Castilla hiberniza, árida y desolada, se dulcifica con la lluvia. Se diría que el agua la lava, la peina, pule sus aristas, la matiza para convertirla en un inmenso tapiz ondulado de diferentes tonalidades de ocre. Los retazos de greda albean en lo alto de los oteros y, a ras de tierra, las aldeas de adobe se recuestan en la cadena azulgrisácea de las colinas. La transparencia del aire es de una pureza irreal y el ambiente tan quedo que los pequeños ruidos de la llanura (el graznido de un cuervo, el ladrido de un perro) se transmiten desde lugares remotos, sorprenden por su calidez inmediata."

MIGUEL DELIBES, escritor, en su libro "El último coto".
 

"Una luna desconocida, que no estaba en mis recuerdos, ni anidó nunca antes en mis sueños, a la que nunca supliqué un beso, ni ofrecí un suspiro, ni le prometí un lucero, fue anoche quien vino a alumbrar mi noche fría y mi corazón solo. Una luna que trajo brisas de risas a mis bosques sombríos."

ANTONIO PÉREZ HENARES, periodista y escritor, en su libro "El sonido de la Tierra ". 
 

"Algunos farfullan que no nos entienden, cuando resulta que por estos pagos se habla diáfano, llamando a las cosas por su nombre y tampoco tenemos que avergonzarnos. Sencillamente porque el vocabularios castellano está lleno de matices, conformado por miles de palabras que están siendo condenadas al ostracismo. Y resulta que estamos desterrando una herencia cultural que puede perderse para siempre. Por todo ello yo les invito a que sigan manteniendo el lenguaje propio de la zona, pues su uso permite seguir recordando oficios y formas de vida que ya han desaparecido."

JULIO CÉSAR IZQUIERDO, periodista.
 

"Los pueblos de la montaña se mueren o, peor aún, son abandonados a su suerte, sobre todo en invierno. Sus habitantes, si no se los ha llevado la helada, buscan territorios más cálidos y propicios para la prosperidad. En las paredes derruidas de las casas, antes eco de las risas de los niños, ya sólo crecen zarzas y ortigas. Ese es el único fruto que pueden dar las rocas cuando el maleficio de la niebla y el silencio se cierne sobre ellas."

AURELIO LOUREIRO, periodista y escritor, en su relato "El fantasma de Tabanedo".
 

"¿No será que el secreto de la felicidad es conformarte con lo que tienes, con lo que a base de esfuerzo vas consiguiendo por ti mismo, con el amor de unas pocas personas que la vida puso a tu lado, con la tranquilidad que dan la fidelidad y la compañía de una mujer a la que conociste un día y que, si entonces  te pareció la mejor del mundo, quizá fue porque lo era?."

JULIO LLAMAZARES, escritor, en su libro "Distintas formas de mirar el agua".
 

"Lo que hemos amado no lo perdemos nunca. Aquellos a quienes hemos amado profundamente se convierten en parte de nosotros mismos."

DAVID HENRY KELLER, escritor estadounidense (1880-1966).
 

"Es vivir dos veces poder disfrutar de la vida pasada"

MARCO VALERIO MARCIAL, poeta romano (Siglo I). 
 

"Encontrarás en los bosques más que en los libros: los árboles y las piedras te enseñarán cosas que no podrás encontrar en los libros de ningún maestro"

SAN BERNARDO, monje cisterciense francés (Siglo XI-XII).

 

"El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho. Ver mucho y leer mucho aviva el ingenio"

MIGUEL DE CERVANTES, escritor (1547-1616).

 

 

"Regresar al pueblo siempre fue el sueño de aquellos que partieron en busca de un fu­tu­ro me­jor. Vol­ver a los pueblos lejos de la contaminación am­bien­tal, el rui­do, las va­llas, el caos cir­cu­la­to­rio y las ca­lles cortadas, es un sano ejer­ci­cio que pueden realizar bas­tan­tes en es­ta eta­pa del estío pa­ra ol­vi­dar por un tiempo la nostalgia propia del terruño, sentir el calor de sus gentes, recuperar el prólogo o las primeras páginas de una historia perdida, poner vida en cada uno de sus rincones y respirar aire puro"

JULIÁN BÁSCONES, periodista en su artículo "Vuelta a las raíces".

 

"Los viajes por nuestra tierra construyen, cada uno, una ruta de evocación. Quiero decir, que todas las rutas de Palencia habitan en el mapa de mi memoria, que puedo recorrerlas sin necesidad de coche alguno porque me pertenecen, porque todas integran el dominio que yo acostumbro. (...) Yo iba admirando el paisaje, me detenía en las nubes, hermosas y blancas, nubes como buñuelos que surcaban un océano azul bajo el cual se extendía el manto ocre de la tierra palentina. A veces, como una excepción al vacío de la tierra ya cosechada, aparecían campos de girasol. (...) Mas luego entramos en una vaguada, la cual se preveía desde que el campo abandonó su lisura para ondularse bellamente. En ese punto, la carretera desciende, se curva, se alza alguna pared de tierra ocre que oculta el mundo, y se impone el misterio. Nótese que el misterio surge cuando abandonamos la lisura, la tierra llana. (...) Nuestras figuras, como en un cuadro expresionista, se incrustan en los paisajes que habitamos, paisajes que son pequeños países, pequeñas patrias"

GUILLERMO DE MIGUEL AMIEVA, periodista en su artículo "El molino del Ayante".

 

"Como suele ocurrir, no apreciamos lo que tenemos, sino sólo lo que tuvimos o podríamos tener. Por eso no somos conscientes de lo afortunados que somos al tener este tesoro tan cerca de nosotros"

JAIME RODRÍGUEZ LAGUÍA, educador ambiental y escritor, en su libro "Caminaturando".

 

"Amo a la tierra, me siento ligado a ella en todas mis emociones, mis más lejanos recuerdos de niño tienen sabor de tierra. La tierra, el campo, han hecho grandes cosas en mi vida. Los bichos de la tierra, los animales, las gentes campesinas tienen sugestiones que llegan a muy pocos"

FEDERICO GARCÍA LORCA, poeta y dramaturgo (1898-1936).

 

"Yo recuerdo un mundo de felicidad, porque si es verdad que si hay algo más cercano a la libertad para que un niño crezca, yo creo que no hay nada como una aldea pequeña. Cuando tú has sido niño de aldea, cuando has vivido tu niñez en una aldea, por más años que pasen, no has olvidado las palabras, los olores, los sabores...creo que todo eso se va intensificando y hay una necesidad de reencuentro"

LUIS PASTOR, cantautor.

 

"Ando por las calles del pueblo, recorro sus caminos, y estoy viajando por los lugares de mi propio pasado. Y en ellos está el mundo entero"

Gustavo Martín Garzo, escritor, en su libro "Los viajes de la cigüeña".

 

"Lo malo de vivir demasiado, o casi, es que asistes al final de muchas personas y de muchas cosas a las que da pereza sobrevivir. Tu mundo se desvanece y el paisaje se despuebla